Y como no hay ni una sola fruta más veraniega que el limón, ni algo más rico, sencillo, clásico y delicioso que una torta de limón, esa es la receta que les voy a enseñar hoy! 🙂

Esta receta me la habían pedido muchísimo en el grupo, y había pasado un tiempo en ponerla porque creo que no había dado con algo que me encantara. Las tortas de limón, a mi parecer, tienen que ser suavecitas, esponjosas y delicadas. A mi me gusta que el sabor del limón en la torta sea sutil y luego tener un glaseado que sea acidito para que complemente la delicadeza del sabor en la mezcla.