Para hacer un riquísimo bizcocho de cuajada, lo primero que debemos hacer es poner en un bol los huevos. Los batimos ligeramente con unas varillas y añadimos la vainilla y el azúcar, y volvemos a batir hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Añadimos la cuajada y el aceite, y volvemos a batir, hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.

A continuación ponemos la ralladura y por último, el zumo de la mitad de un limón o una naranja y la harina tamizada junto con la sal y la levadura. De nuevo volvemos a batir, para que no queden grumos.  Te dejare un vídeo con una receta completa: